Archivo | transporte RSS feed for this section

Goodyear presenta los dos neumáticos del futuro: crean electricidad y son inteligentes

30 Oct

La marca americana de neumáticos Goodyear se ha convertido en la gran atracción del Salón de Tokio 2015 que se está celebrando durante esta semana en la capital nipona. Goodyear ha revolucionado al público asistente presentando dos modelos que ellos mismos han apodado como los neumáticos del futuro.

neumaticos goodyear

El primero de ellos es el Goodyear BHO3, un neumático capaz de transformar la presión y el calor generado por la rodadura del neumático en energía eléctrica que sirva para alimentar la batería del vehículo merced a la introducción de materiales termoeléctricos y piezoeléctricos, Con esto, la firma americana traslada una tecnología que ya está disponible en los coches híbridos y eléctricos como es la de recuperar la energía que genera la fricción de la goma sobre la calzada.

Neumáticos que ajustan su presión

El segundo producto presentado por neumáticos Goodyear también en forma de prototipo es el Goodyear Triple Tube o como también han denominado en el Salón de Tokio 2015: el ‘neumático inteligente’. Su inteligencia radica en la posibilidad de ir ajustando su presión de inflado en función de las condiciones cambiantes de la carretera con el fin de ofrecer a los conductores nuevos niveles de prestaciones hasta el punto de adaptarse a la revolución de lo que serán los coches autónomos del futuro.

Este último neumático utiliza una bomba interna que mueve el aire desde una cámara principal hasta otras tres cámaras individuales. Dependiendo de las condiciones de la carretera, se ajusta de forma automática en tres posiciones diferentes: eco/safety, que ofrece una menor resistencia a la rodadura; deportiva, que mejora el agarre en seco gracias a una huella de contacto optimizada; y mojado, que ofrece resistencia al aquaplaning gracias a una banda de rodadura elevada en el centro del neumático.

Fuente: muchoneumatico.com

La conexión eléctrica entre España y Francia se inicia en una semana

11 Feb

La línea de Muy Alta Tensión (MAT) entre ambos países duplicará la capacidad de intercambio de energía eléctrica con la posibilidad tanto de adquirir la francesa en momentos de un elevado consumo, como de vender la española siempre que sea posible.

El director del proyecto y delegado en Cataluña de Red Eléctrica de España, Lluís Pinòs, visitó las obras, que calificó como las «más importantes de la década» tanto por la interconexión que facilitarán entre España y Francia, como por la tecnología empleada al utilizar corriente continua, que se convertirá en alterna en sendas subestaciones situadas a ambos lados de los Pirineos.

En el lado español, la subestación se instalará en el municipio de Santa Llogaia y la energía circulará gracias a la tecnología denominada VSC, que agiliza la inversión del sentido de la corriente, que podrá ir de Francia a España o viceversa.

El cable que se utilizará para la interconexión es también especial, ya que permitirá transportar 2.000 megavatios, con lo que España pasará de una interconexión que equivale al 3% de la producción eléctrica del país, a una del 6%, y se acercará así a una capacidad de interconexión del 10%, que aconseja la Unión Europea, según explicó Pinòs.

Este proyecto, desarrollado al 50% por Red Eléctrica de España y su homóloga francesa, Réseau de Transport d’Électricité (RTE) mediante la sociedad Inelfepermitirá, además, el desarrollo del parque eólico español, que por su variabilidad precisa de apoyo exterior, en palabras de Pinòs.

Esta nueva línea eléctrica circulará soterrada entre Santa Llogaia y el municipio francés de Baixas, donde se halla la subestación francesa para convertir la corriente continua en alterna, y el trazado utiliza los corredores de infraestructuras existentes como la autopista AP-7 o el tren de alta velocidad.

La construcción del túnel, cuya longitud es de 8,5 kilómetros para un total de 64,5 de la interconexión, se debe a la dificultad orográfica que supone la presencia de los Pirineos.

La previsión es que el túnel esté acabado a finales de 2013 y que se ponga en servicio en el primer semestre de 2014, con un presupuesto de obra de 700 millones de euros financiados con un crédito de 350 millones, un cargo a los fondos europeos de 225 millones y el resto al 50% por REE y RTE.

La interconexión servirá, en todo caso, para integrar el mercado eléctrico ibérico en el europeo y alimentará, a su vez, al tren de alta velocidad que circulará a través del corredor del Mediterráneo.

 

Fuente: Energíadiario.com