Archivo | electrico RSS feed for this section

Goodyear presenta los dos neumáticos del futuro: crean electricidad y son inteligentes

30 Oct

La marca americana de neumáticos Goodyear se ha convertido en la gran atracción del Salón de Tokio 2015 que se está celebrando durante esta semana en la capital nipona. Goodyear ha revolucionado al público asistente presentando dos modelos que ellos mismos han apodado como los neumáticos del futuro.

neumaticos goodyear

El primero de ellos es el Goodyear BHO3, un neumático capaz de transformar la presión y el calor generado por la rodadura del neumático en energía eléctrica que sirva para alimentar la batería del vehículo merced a la introducción de materiales termoeléctricos y piezoeléctricos, Con esto, la firma americana traslada una tecnología que ya está disponible en los coches híbridos y eléctricos como es la de recuperar la energía que genera la fricción de la goma sobre la calzada.

Neumáticos que ajustan su presión

El segundo producto presentado por neumáticos Goodyear también en forma de prototipo es el Goodyear Triple Tube o como también han denominado en el Salón de Tokio 2015: el ‘neumático inteligente’. Su inteligencia radica en la posibilidad de ir ajustando su presión de inflado en función de las condiciones cambiantes de la carretera con el fin de ofrecer a los conductores nuevos niveles de prestaciones hasta el punto de adaptarse a la revolución de lo que serán los coches autónomos del futuro.

Este último neumático utiliza una bomba interna que mueve el aire desde una cámara principal hasta otras tres cámaras individuales. Dependiendo de las condiciones de la carretera, se ajusta de forma automática en tres posiciones diferentes: eco/safety, que ofrece una menor resistencia a la rodadura; deportiva, que mejora el agarre en seco gracias a una huella de contacto optimizada; y mojado, que ofrece resistencia al aquaplaning gracias a una banda de rodadura elevada en el centro del neumático.

Fuente: muchoneumatico.com

Una batería de metal líquido y el futuro de las energías renovables

25 Sep

El almacenamiento de la electricidad producida por fuentes renovables como el viento o la energía solar, o incluso de centrales más convencionales, sería una forma sencilla de que la red eléctrica de un país o región pudiera ajustarse consistentemente a la demanda en cada momento usando energías no contaminantes. El problema para llevarlo a cabo se puede resumir en dos aspectos: coste y necesidad de espacio de estos sistemas de almacenamiento.

1.15967_Frankel_Sadoway.full_

Ahora un grupo de investigadores dirigidos por el visionario Donald Sadoway, del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), una de las personas más influyentes del mundo según la revista Time en 2012 por su trabajo con baterías, ha presentado un nuevo prototipo de batería de metal líquido, mecánicamente muy simple, que podría ser una solución. Sadoway y dos de los coatores del artículo que se publica en Nature, han fundado una empresa para el desarrollo de un prototipo comercializable.

La batería consiste en un electrodo negativo de litio líquido, un electrolito consistente en una sal fundida y una aleación también líquida de antimonio y plomo que actúa como electrodo positivo. Como estos materiales no se mezclan entre sí el proceso de fabricación es relativamente sencillo y excluye la necesidad de uso de membranas de separación sofisticadas hechas de metales preciosos, con lo que el coste de fabricación se rebaja notablemente. La ausencia de membranas, además, hace que la batería tenga unos ciclos de recarga más largos y mayor densidad de corriente, lo que también favorece la reducción de costes unitarios.

Un posible inconveniente de estas baterías es mantener sus componentes en estado líquido, ya que parte de la energía aportada al sistema debe consumirse en ello. Los investigadores consiguieron densidades de corriente de 275 mA/cm2, con una eficiencia de ciclo del 98% en la carga y del 73% en el ciclo completo, operando a una temperatura de 450ºC. Sin embargo este prototipo, al usar plomo, ha reducido la temperatura con respecto al anterior en 250ºC.

Por otra parte la temperatura de funcionamiento puede ser también una ventaja: en caso de rotura del contenedor, la temperatura cae y los componentes se solidifican, por lo que no contaminan. En este sentido es una batería más segura que otra que funcione a temperatura ambiente.

Sin embargo, lo que hará que se adopten estos sistemas en el futuro es la pérdida de capacidad que tengan a lo largo de su vida operativa. Los experimentadores han cargado y descargado completamente su dispositivo 450 veces en 75 días; la extrapolación de los resultados indica que la batería conservaría el 85 % de su capacidad inicial a los 10 años de funcionamiento. Parte de esta vida operativa tan larga se debe al hecho de que no existen partes móviles que puedan degradarse con el uso, como ocurre en las baterías de litio de teléfonos y portátiles.

Sadoway ya ha revolucionado varias veces el mundo de las baterías. Su gran proyecto para el desarrollo de las baterías a gran escala para favorecer el uso de las energías renovables parece cada vez más cercano. Y será una revolución global.

Fuente: culturacientifica.com