Archivo | biocombustible RSS feed for this section

Inodoros generadores de energía

23 Sep

Muchos son los inventos que se encuentran en desarrollo por científicos e ingenieros en el campo de las energías renovables, así es de mencionar el publicado en este artículo y que nos ha llamado la atención el diseño del ingeniero Michael Hoffmann y sus colegas del California Institute of Technology, que fue presentardo durante la Feria de Reinvención del Inodoro, que se ha realizado en Seattle, Estados Unidos. Resultando ganador del concurso patrocinado por Bill Gates, en el que obtuvo un premio de 100 mil dólares otorgado por la fundación de Bill y Melinda Gates, preocupados por el creciente problema que generan los desechos humanos.

La elaboración del proyecto que comenzó en 2011 con una simple idea, ha contado desde entonces con diversas financiaciones, lo que ha propiciado su desarrollo. Este inodoro funciona con energía solar y tiene un costo de 5 centavos de dólar por cada vez que es utilizado. En él se utiliza la radiación del sol para impulsa la acción de un reactor electromecánico que procesa el agua y los desperdicios humanos y los transforma en fertilizante e hidrógeno, que se almacena posteriormente como energía. Y donde el agua que sobra puede ser reutilizada para seguir alimentando el inodoro. Este invento se puso en funcionamiento y para las pruebas se utilizaron 189 litros de heces falsas, hechas a base de arroz y porotos de soja.

Este invento, que además de producir energía y fertilizantes, puede acabar también con la preocupación emitida por la Organización Mundial de la Salud, en cuanto que cifran en unos 2.500 millones las personas en todo el mundo no tienen acceso a baños sanitarios, lo que a posteriori desencadenante en numerosas enfermedades.
Fuente: energía12

Consiguen transformar residuos plásticos en combustible diesel

22 Jun

 Miles de millones de toneladas de plásticos convertidos en basura podrían desaparecer de los vertederos y producir combustible barato y limpio para vehículos. Cada tonelada de residuos plásticos podría transformarse en 760 litros de diesel. Mediante la técnica de pirólisis, bolsas de patatas fritas, aros abridores de cartones, envoltorios de alimentos pegajosos y otros plásticos que no se pueden reciclar y van directamente a la basura se convertirían en sustituto del petróleo.

 En Cynar, una empresa tecnológica de Dublín, Irlanda, aseguran que con cada tonelada de residuos plásticos mixtos pueden producir 665 litros de diesel, 190 litros de gasolina y 95 de keroseno listo para utilizar. «La materia prima es el plástico fin de ciclo que llega al vertedero y no se recicla, no el material que es reciclable», aclara Michael Murray, director gerente de Cynar.

 Doce empresas americanas y europeas, algunas de ellas productoras de crudo sintético, se han embarcado ya en esta tecnología que reduciría la dependencia del petróleo.

El sistema de pirólisis varía ligeramente de una compañía a otra, pero esencialmente consiste en clasificar el plástico no reciclable, embalarlo en cubos gigantes, desmenuzarlo en trozos pequeños y meterlo en un enorme horno de alta temperatura alimentado por nitrógeno en lugar de oxígeno, para la quema en vacío. El proceso transforma el plástico en un gas que se condensa en forma líquida, se filtra y limpia de contaminantes, incluidas tintas y ácidos.

«En los próximos dos años vamos a ver crecer esta tecnología a nivel comercial. Parece ciencia ficción, pero ya está aquí «, asegura Greg Wilkinson, presidente de Third Oak Associates, una consultoría ambiental con sede en Toronto. Producir un galón (3,8 litros) de este nuevo crudo cuesta 75 centavos de dólar, lo que supone un gran potencial de comercialización.

Cynar acaba de firmar un acuerdo para construir 10 plantas de diesel de plástico en el Reino Unido, y espera abrir otras en Canadá y los Estados Unidos a finales de 2012.

En Portland, Oregon, Agilyx tiene abierta una planta de demostración que convierte los residuos plásticos mixtos traídos de los proveedores locales en petróleo crudo que vende a una refinería con sede en Seattle. «Hemos provisto 21 camiones cargados de combustible derivado totalmente de plástico para basura. Son más de 645.000 litros de crudo que no habido que extraer ni importar», explica el director ejecutivo de Agilyx Chris Ulum.

Fuente: Ecogaia